Tratamiento de artrosis en Zaragoza


PRGF y artrosis


Dra. Elena Lizalde laboratorio

La Dra. Elena Lizalde cuenta con un amplio conocimiento y una gran experiencia en todo lo relacionado con la medicina del deporte, por lo que, si está buscando a una profesional en Zaragoza, no dude en pedirle una cita.

Además, cuenta con una larga experiencia en el tratamiento de artrosis y condropatías de rodilla, así como patologías derivadas de la práctica deportiva tanto a nivel amateur como profesional. 

Tratamiento de la artrosis con PRGF

Se trata de una patología que tiene una incidencia muy alta en la sociedad actual. El proceso degenerativo de una articulación lleva a la artrosis, que nos impondrá la rigidez, el dolor y la inflamación.

Esta patología degenerativa puede aparecer en cualquier articulación y poner límites funcionales en nuestra vida cotidiana. Los estudios realizados demuestran que es eficaz en las distintas fases o grados de la enfermedad, debido al efecto condroprotector y restaurador del equilibrio fisiológico que aporta esta nueva terapia.

Las investigaciones indican que el PRGF puede interrumpir o al menos retrasar el avance de la enfermedad. En este sentido, cuando se valoran el dolor, la rigidez y la capacidad funcional de los pacientes tratados con esta técnica, utilizando una escala específica para la artrosis (validada internacionalmente), se observa que el 61% experimentan una disminución significativa del dolor y una recuperación significativa de la capacidad de movimiento.

Asimismo la rigidez de la rodilla disminuye en el 41% de los pacientes tratados. La eficacia clínica del PRGF en la articulación se puede atribuir a varios efectos muy importantes:

  • Efecto anabólico en el metabolismo del cartílago
  • Bloqueo de la degradación de dicho cartílago
  • Restitución de un ambiente fisiológico en la articulación inhibiendo la inflamación y disminuyendo el dolor.

Las medidas de evolución clínica global indican que el 65% de los pacientes experimentan una mejoría significativa general a los dos meses de iniciarse el tratamiento.

El dolor, síntoma básico de esta enfermedad, disminuye significativamente y también mejora notablemente la función, lo que se traduce, indudablemente, en una mejor calidad de vida del paciente. El sexo y la edad de los pacientes no influyen en la respuesta a esta terapia.



¿Tiene artrosis? La mejor solución es pedir una cita con la Dra. Elena Lizalde